No mejora el panorama económico de Córdoba, donde se suma en las últimas horas una nueva problemática en torno al transporte interurbano que volvió con esquema de emergencia en diciembre y ahora se desayuna con una nueva complicación.

Se trata de un recorte a los subsidios que envía el Estado nacional a los corredores que cubren más de 60 kilómetros, en una medida que ya despertó preocupación entre la cámara empresarial Fetap.

En tal sentido, el apoderado de la cámara, Alejandro Ugalde, asegura que serán más de 300 localidades cordobesas que se verán afectadas: “las empresas de más de 60 kilómetros han quedado excluidas. Es preocupante y alarmante porque es el sector más golpeado y más allá de las largas distancias que recorren, hacen la conectividad entre Córdoba y las grandes ciudades con los pueblos”, dijo en declaraciones a LV 16.

Sin rodeos, el abogado de la Fetap consideró que la medida, ya publicada en el Boletín Oficial “implica un golpe muy duro para estas empresas”, concluyó.