La fiesta de la democracia se aguó de la peor manera para una familia, que sufrió el robo de 300.000 pesos, cuando la dueña de casa se había ausentado del hogar, para ir a votar a Justiniano Posse.

//Mirá también: Villa El Libertador: alumnos no van a clases por miedo a los robos

Todo sucedió este domingo, cuando los delincuentes esperaron a que la vivienda quedara vacía, forzaron una ventana para ingresar y se llevaron el dinero que representaba todos los ahorros familiares, en un hecho más de inseguridad en un paraje rural ubicado a pocos kilómetros de Posse.

Según relataron las víctimas del atraco a Radio Villa María, todo ocurrió en cuestión de unas pocas horas, cuando la mujer fue a cumplir su deber cívico y su pareja se encontraba trabajando en un campo de la zona.