La mañana del miércoles se alteró en barrio Alta Córdoba con una presencia policial inusual. Es que un llamado alertó a la fuerza por la aparición de una bolsa de consorcio en cuyo interior había ropa y uniformes policiales. El hallazgo podría ser parte de una pista clave para intentar dar con la banda de “poliladrones” que cometió diferentes ilícitos en el último tiempo.

El hallazgo se produjo en una plaza ubicada en cercanías a Calderón de la Barca y Rodríguez Peña. Al parecer un vecino notó la bolsa y llamó al 101 alrededor de las 10 de la mañana del miércoles alertando sobre la situación. Hasta esa zona se movilizaron los móviles de la policía.

“Había una bolsa de consorcio con vestimenta similar a la de uso policial. Se procedió al secuestro y se puso a disposición de la fiscalía de turno”, indicó en declaraciones al programa Aquí Petete por Radio Mitre, el Comisario Mayor Víctor Rubén Di Stefano.

Y detalló: “Esta vestimenta es una vestimenta vieja y de años. Es similar a la policial. Cuando procedimos a verla inmediatamente te se secuestro y se puso a disposición de la fiscalía para conocer la procedencia de la misma. Estamos viendo con los vecinos para ver cómo llegó a este espacio abierto. Estamos haciendo las averiguaciones pertinentes para determinar si hay filmaciones o testimonios”.

A su vez, al ser consultado por el acceso a la compra de vestimenta policial, Di Stefano explicó: “Cuando alguien va a comprar a las casas comerciales únicamente se les vende a los policías que presenten la credencial en mano. A nadie se le vende sin ser identificado. Una vez que se certifica que es policía se le vende la vestimenta”.

La banda de “poliladrones”

Todo se da en el marco de una seguidilla de hechos delictivos que vienen ocurriendo en Córdoba y que tienen como protagonistas a delincuentes que utilizan vestimenta policial y a quienes ya se los tildó como “poliladrones”. El sábado pasado, entre cinco y siete delincuentes ingresaron a robar en un supermercado en el kilómetro 13 del Camino a 60 Cuadras y terminaron en la vivienda de los dueños, reduciendo a la familia. Mediante amenazas y armados robaron diferentes elementos incluidas una camioneta y una moto.

A su vez, este miércoles se conoció que el martes dos dos delincuentes ingresaron a un local comercial, ubicado a sólo 50 metros del domicilio asaltado, encañonaron a su propietario y se llevaron solamente el disco con las grabaciones de las cámaras de vigilancia que apuntan hacia la calle.