A un año de ser campeón del mundo en 1978, Alberto Tarantini se incorporó a Talleres, lo que demostraba el poderío y la jerarquía de el club de barrio Jardín alcanzado en esa década. Lo recuerda con cariño, en la previa del gran choque de este domingo a las 21.30 con Boca, equipo en el que se inició y del que es hincha.

“Talleres tiene el equipo más fresco del fútbol argentino”, opinó en una entrevista en Tercer Tiempo por Radio Mitre Córdoba, en la antesala del encuentro con el Xeneize en el que definen la clasificación a la Zona Campeonato en la Zona 4 de la Copa Diego Maradona.

“En Talleres tuve compañeros maravillosos como Daniel Valencia, Luis Glaván, la Cata Miguel Oviedo, el Tito Victorio Ocaño y Humberto Bravo. Era una Selección ese equipo”, rememoró el Conejo. Destacó a Amadeo Nuccetelli, presidentes por ese entonces, como “el mejor dirigente que conocí”. Y elogió la gestión de Andrés Fassi: “Me encanta lo que está haciendo en el club”.

Además, puso en relieve a otras dos figuras surgidas del fútbol de Córdoba en distintos momentos: Mario Kempes, compañero y goleador en el plantel de 1978. Y Matías Suárez, el ex Belgrano que se destaca en River: “Es un distinto, un jugador como los de la época nuestra. Tiene todo”, ponderó.

Además de un recuerdo emocionado de Diego Maradona, con quien compartió plantel en el Mundial de España 1982. “Aparecía cuando lo necesitaba. Cuando estaba en un problema económico, pagó la escuela de mis hijos”, destacó el ex lateral por izquierda.