A medida que pasan los días se van conociendo nuevas pérdidas ocasionadas por los devastadores incendios que castigaron al norte de Córdoba hace tan solo algunas semanas. En esta oportunidad, se dio a conocer la historia de un apicultor que tuvo que comenzar de cero.

//Mirá también: San Antonio de Arredondo: encontraron sin vida a un hombre, tras apagar un incendio

Tobías, de 22 años, trabajaba en un proyecto en San Pedro Norte, localidad ubicada en el departamento de Tulumba. Allí, tenía una producción de 30 colmenas junto a otros dos colegas.

Sin embargo, los lamentables incendios que se propagaron durante varios días en esa zona acabaron con lo logrado hasta el momento. “Perdimos infraestructura, tanques de agua, varillas y el alambrado para que los animales no ingresen a la zona de las colmenas”, señaló el joven en diálogo con Noticiero Doce.

//Mirá también: Córdoba: irá a juicio el acusado de provocar un incendio en Anisacate

En relación al estremecedor paso de las llamas, Tobías aseguró que es un momento “duro”, porque el fuego se llevó “un esfuerzo de dos años”. A pesar de las adversidades, el muchacho decidió no bajar los brazos e ideó otra manera de conseguir las abejas: yendo casa por casa.

“Lo que hago es traer colmenas que están más débiles cuando saco de alguna casa. Les doy alimento para que se pongan fuertes. Cuando están listas, las llevo al campo”, contó Tobías.