Fueron liberados dos de los adolescentes acusados por el crimen del remisero en James Craik

Víctima. Ramón se ganaba la vida como remisero. Fue asaltado y asesinado. Los acusados cayeron en Santiago del Estero. (Facebook)
Víctima. Ramón se ganaba la vida como remisero. Fue asaltado y asesinado. Los acusados cayeron en Santiago del Estero. (Facebook)

“No mataron a un perrito, se sacaron el cinturón y lo ahorcaron. No sé cómo salieron a la calle”, reclamó Paola, hija de la víctima fatal.

Ramón Maldonado era remisero en la localidad cordobesa de James Craik. El 22 de octubre accedió a realizar un viaje y nunca más volvió. Fue encontrado sin vida en un descampado. Los responsables del crimen: tres adolescentes de 13, 14 y 17 años. Los cuales fueron detenidos y luego, dos quedaron libres. La familia de la víctima repudió esta decisión.

Paola, hija del remisero, indicó a Cadena 3 que de los tres menores acusados, dos recuperaron la libertad el pasado 26 de diciembre. Se trata de los niños de 13 y 14 años, quienes se encontraban -en un principio- en el complejo Esperanza.

Ramón Maldonado, el remisero asesinado en James Craik (Redes sociales).
Ramón Maldonado, el remisero asesinado en James Craik (Redes sociales).

Según la autopsia, a Maldonado lo asfixiaron con un cinturón de seguridad. Luego, le robaron dinero y el auto. Se logró determinar que los autores eran niños y adolescentes, vecinos de la localidad. El trío fue detenido en octubre del 2022, por una medida excepcional que tenía vigencia de 30 días y que había sido renovada dos veces.

La familia repudió la decisión del juez de liberar a dos de los acusados

“Sabíamos que en febrero, por la feria judicial, podían volver a salir a la calle por falta de renovación de esta medida. Teníamos acceso a toda la información, a los tres expedientes de los chicos. Estábamos esperando una medida de protección para nuestras familias, que nos avisaran cuando los chicos salieran, por una cuestión de derechos a las víctimas, pero nos terminamos enterando por Cadena 3. Cuando llamamos, nos dijeron que estaban en el complejo. Nos mintieron”, afirmó.

Además aseguró que las pericias psicológicas realizadas a los menores y a su entorno por parte de la Secretaría de Niñez y Familia indicaron que sus familias no estaban capacitadas para su reinserción.

Por lo que, finalmente, repudió: “Hoy se cumplen tres meses de que a mi papá lo mataron. No mataron a un perrito, se sacaron el cinturón y lo ahorcaron. No sé cómo salieron a la calle”.

Temas Relacionados