Paulo César Micolini, de 41 años, fue asesinado en su peluquería, ubicada sobre Pueyrredón al 1230 y encontrado el 4 de marzo de 2019 por su propio padre, desnudo, tirado en el suelo y con un cable alrededor del cuello.

Luego del hecho, el Departamento de Homicidios de la Policía de Córdoba, confirmó la detención de dos “viudas negras” acusadas de ser las autoras del asesinato. Las denunciadas fueron Andrea Alejandra Ferreyra, y de T.O. (menor de edad).

Al ser mayor, Ferreyra fue considerada penalmente responsable de Homicidio calificado criminis causa agravado por alevosía y por la participación de un menor; Hurto agravado por la participación de un menor; y supuesta coautora de los delitos de Robo agravado por la participación de un menor.

Ahora, el fiscal Gustavo Arocena, al igual que la querella, piden la pena máxima para Ferreyra, de 52 años, quien habrían matado a Micolini en el marco de una relación sexual. Según se pudo investigar, las mujeres habrían asfixiado al hombre, de 41 años, ahorcándolo con un cable.

Gonzalo Rodríguez, abogado querellante, dijo a Cadena 3: “Luego de analizar todo el expediente y la declaración de los testigos, respecto a la mayor de edad pediremos la pena máxima y respecto a la coautoría la declaración de responsabilidad”.

El fallo se conocerá el próximo viernes en la Cámara 1ª del Crimen de Córdoba.