El Covid-19 en Córdoba pasó a segundo plano tras los efectos de las vacunas y la llegada del resto de las enfermedades respiratorias. Sin embargo, esta semana, se percibió un aumento en la demanda de testeo en la ciudad.

Al respecto, autoridades sanitarias explicaron que se mantiene alta la circulación de virus respiratorios y que es lo esperable para esta época del año. Aún así, aclararon que se deben seguir manteniendo las medidas de prevención, como el uso del barbijo en lugares cerrados.

La respuesta de las autoridades provinciales

Gabriela Barbás, secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que, si bien la demanda de testeos es más alta, en comparación con meses anteriores, el crecimiento no es significativo; y que la suba “va de la mano de la circulación de los virus”.

“Gracias al avance de la vacunación, es raro que el Covid-19 genere internaciones y casos graves en personas jóvenes, sin antecedentes de enfermedad previa. Por eso ahora seguimos de cerca la ocupación de camas críticas. Si analizamos los datos, el Sars-Cov-2 no es hoy el principal responsable de las internaciones en terapia, tanto en adultos como en población pediátrica”, informó Barbás.

Cantidad de casos de Covid-19

Autoridades sanitarias explicaron que los casos de Covid-19 están estables en Córdoba, aunque no se puede predecir lo que vaya a suceder en un futuro. Indicaron que, en la población pediátrica, el virus sincicial respiratorio es el que más internaciones está provocando.

El cien por ciento de los casos de Covid-19 que se detectan en Córdoba corresponde a la variante Ómicron. Así lo demostró el último informe de vigilancia de Variantes de Preocupación analizó muestras recolectadas entre el 16 de marzo y el 23 de mayo de este año.