Mientras se prepara el regreso de las clases en Córdoba, los transportistas escolares refuerzan su reclamo por el límite de pasajeros que podrán llevar y que ellos consideran como inviable, más teniendo en cuenta los sucesivos aumentos en los combustibles.

En esta nueva normalidad, los transportes podrán volver a trabajar, pero sin poder superar el 50 por ciento de la capacidad de sus vehículos, lo que ya ha sido rechazado días atrás y ahora el reclamo va en aumento.

“Quieren que vayamos a la clandestinidad”, comentó un trabajador durante una protesta que realizaron este lunes en la esquina de Cañada y La Rioja.

“Subió como cinco veces el gasoil, no trabajamos desde hace un año, queremos la capacidad total”, expresó un chofer a radio Suquía y agregó: “cómo puede ser que los colectivos van llenos con gente parada como si nada”, reclamó.

Muy contrariado, otro transportista sumó su queja y dijo que “ahora nos quieren seguir pisoteando. Si esto no cambia no podemos salir a trabajar, o quieren que vayamos clandestinidad”, sostuvo.