La inseguridad no da respiro en Córdoba y por estas semanas se dan golpes con la modalidad de asaltantes armados, con uniformes policiales y hasta chalecos antibala, en distintos puntos del interior provincial, aun aquellos que alguna vez fueron lugares tranquilos.

Esta vez, una banda de uniformados dio un golpe en un negocio del centro de Villa Allende, a donde entraron diciendo ser policías y a punta de pistola se alzaron con un botín de 300 mil pesos, en efectivo, contaron los damnificados.

Fue en la noche de este jueves a las 21 en un comercio de calle 25 de mayo al 200 y nuevamente hay que confirmar que no hay personas detenidas ni pistas de los autores del hecho.

Sobre el tema, el director de Coordinación y Planificación de la Policía de Córdoba, Fernando Jones, ha relatado que “ingresaron dos personas con ropa símil policía, quienes aprovechan y hacen entrar a tres sujetos más, todos armados, y le sustraen el dinero que tenían para el pago de empleados”, sostuvo en Arriba Córdoba de El Doce.