Las fiestas clandestinas llegaron para quedarse, pese a estar prohibidos los eventos masivos en el marco de las medidas sanitarias para combatir la pandemia del coronavirus.

Esta ves, la Policía de Córdoba desarticuló otra “previa” ilegal en una casa de Villa Azalais. Los efectivos tomaron conocimiento de la situación, tras reiterados llamados y denuncias de vecinos de la zona.

“Se constató la presencia de unas 250 personas, quienes luego de ser disuadidas se retiraron del lugar. Se labró el acta correspondiente al organizador, en incumplimiento de la ley 10.702”, detallaron desde la Jefatura.

Fiestas clandestinas sin control

  • En barrio Villa Belgrano de esta capital se desactivó una fiesta no permitida con música en vivo, que se realizaba en el patio de una propiedad en donde funciona un estudio de arquitectura, sobre calle Juan Nepper al 5.300.
  • Tras un llamado al 911, en zona rural de Camino a San Carlos, la Policía detecto una reunión masiva en un bar ubicado sobre una terraza de un predio de paddle. En el lugar se encontraban 150 personas, por lo cual inspectores de la Municipalidad de Córdoba, procedieron a la clausura del local.
  • Otro hecho similar sucedió en las últimas horas en Villa Allende, sobre calle Tronador al 700. Allí, se congregaban unas 50 personas que participaban de una fiesta de egresados. Junto a personal del municipio local se solicitó la desconcentración del lugar.
  • También en Villa del Dique fueron desactivadas dos fiestas: una en Playa Grande y la otra en Playa Villa Guadalupe.