Será el jueves 14 de marzo, entre las 10 y las 20. La enfermedad renal crónica (ERC) es actualmente la sexta causa de muerte de más rápido crecimiento.


Cada año, el segundo jueves de marzo se celebra el Día Mundial del Riñón, fecha propicia para sensibilizar acerca de la importancia del cuidado de la salud renal y este 14 de marzo las actividades se desarrollarán en la explanada del Buen Pastor, de 10 a 20.

La actividad, dirigida a toda la comunidad, es organizada junto a la Asociación de Prestadores de Hemodiálisis y Trasplantes Renales del Centro y el Ministerio de Salud.  Incluirá la promoción y prevención mediante asesoramiento y controles por parte de profesionales de la especialidad.

Este año el lema elegido es Salud Renal para Todos en Todos lados. La enfermedad renal crónica (ERC) actualmente es la sexta causa de muerte de más rápido crecimiento.

Se estima que 850 millones de personas en el mundo padecen enfermedad renal por diversas causas. La enfermedad renal crónica (ERC) provoca al menos 2.4 millones de muertes al año, mientras que la lesión renal aguda, un importante impulsor de la enfermedad renal crónica, afecta a más de 13 millones de personas a nivel mundial.

Las enfermedades renales surgen frecuentemente de condiciones sociales como pobreza, discriminación de género, falta de educación, riesgos laborales y contaminación, entre otros.

Por ejemplo, el 85% de los casos de lesión renal aguda (uno de los principales causantes de ERC) se encuentra en países de bajos y medianos ingresos. Sin embargo, se puede anticipar educando a la comunidad y a los trabajadores locales sobre medidas de prevención y detección de signos de alerta temprana que requieran una intervención inmediata.

A pesar de que la enfermedad renal se puede prevenir en algunos casos, es frecuente que los pacientes necesiten tratamientos de por vida, como medicamentos, diálisis, hemodiálisis o trasplante renal.

Qué se puede hacer para mantener los riñones saludables

Eliminar el consumo de alcohol y gaseosas. Consumir e incentivar en el grupo familiar el consumo de agua. Dos litros por día estarán bien, pero si se puede consumir algo más mantendrás tus riñones limpios y en correcto funcionamiento.

Tomar una hora del día para hacer ejercicio y evitar la obesidad, pues este es uno de los factores que aumenta el riesgo de padecer una ERC.

Controlar el nivel de azúcar en sangre. Muchas veces creemos que está todo bien y omitimos este control, pero la realidad es que en ocasiones la diabetes se manifiesta de forma silenciosa durante sus primeras etapas. Para detectarla a tiempo es importante controlarse periódicamente.

No abusar de la sal en las comidas. Si puedes hacerlo lo mejor será que elimines completamente la sal agregada y te limites a consumir la que ya poseen algunos alimentos.

Consumir tres frutas al día.

Hablar con tu médico si tienes antecedentes familiares o dudas al respecto, y consultar acerca de la posibilidad de realizarte una prueba de detección precoz de la Enfermedad Renal Crónica.






Comentarios