El coronavirus avanza en todo el territorio provincial y en Bell Ville han encendido una luz roja de alerta dado el ritmo con el que se incrementan los casos en la ciudad y el departamento Unión.

En esa tónica, el propio director del Hospital Regional, José María Ruiz, expresó que "nos estamos quedando sin camas", dijo en una conferencia de prensa en la que participó ayer junto con el intedente de Bell Ville, Carlos Briner.

"Apremia la situación epidemiológica en el Departamento Unión, ya que las otras patologías siguen estando. El Hospital continúa atendiendo cesáreas, embarazos, fracturas, etcéteras y nos estamos quedando sin camas", completó el jefe médico.

Sobre la situación específica del covid-19 dijo que "hay un aumento de casos positivos. Hoy tenemos 69 casos activos, lo que se traduce en una mayor derivación de pacientes y ya no se están consiguiendo camas", alertó.

"Estamos derivando pacientes con neumonías bilaterales. Ya tenemos un fallecido en Bell Ville y creemos que vamos a tener muchos más. El tema no es asustar, sino que son las estadísticas mundiales que nos están mostrando lo que está pasando", prosiguió.

Finalmente, reclamó que "a medida que más contagios tengamos, mayores serán las complicaciones que se irán presentando. Venimos pidiendo a la ciudadanía que nos den una mano y no lo están haciendo, esta es la realidad", protestó.