Una distraía al empleado y la otra robó bebidas y un costoso celular.


Así como si nada, una se hacía pasar por clienta y la otra se servía de la maniobra de distracción para apropiarse de lo ajeno, ignorando ambas el ojo del Gran Hermano que todo lo ve.

Ocurrió en el country de Manantiales, un barrio cerrado de Córdoba, en el interior de una vinería, en la que se llevaron bebidas y hasta el celular de otro cliente, un aparato con un precio de 150.000 pesos.

El hecho fue publicado por la periodista cordobesa Roxana Martínez en su cuenta de la red social de Internet Twitter con el video de la cámara de seguridad del local, en el que queda en evidencia el accionar de la delincuente.

Muy simpática y fingiendo querer saber si ese malbec 2016 podría “maridar” con unos fettuccine alla carbonara, la presunta clienta aprovecha el momento en que el empleado mira el estante para estirar el brazo y llevarse el celular, sin que nadie la vea.


En esta nota:

Policiales Mecheras


Comentarios