Surgido en Talleres, y con paso por Atalaya antes de su partida a Boca, el juvenil zaguero fue convocado para el compromiso con Villarreal.


Con 18 años, el cordobés Santiago Ramos Mingo recibió la primera citación por parte de Ronald Koeman para el compromiso de tercera fecha de Liga de España, que terminó 4-0 sobre Villarreal, con un gol de Lio Messi de penal.

Ramos Mingo se mantuvo entre los relevos y no ingresó, pero la expectativa es alta porque cuando debute la cláusula de salida será de 100 millones de euros.

Iniciado en Talleres, pasó a Atalaya donde jugó entre los 11 y los 14 años para después completar su formación en Boca Juniors como marcador central zurdo. Gustavo Alfaro, el DT de entonces, lo citó para la pretemporada del Xeneize en 2019 y debutó en un amistoso frente a Chivas de Guadalajara.

Al surgir la posibilidad de emigrar al club catalán no lo dudó y en febrero viajó con el pase en su poder y por patria potestad, más allá de los reclamos de Boca. Si al Xeneize le dan la razón deberán abonarle una suma superior a 290 mil euros por derechos formativos.

Barcelona fichó a mediados de enero a Ramos Mingo y acordó una cláusula de 60 millones de euros por formar parte del equipo B y de 100 millones en caso de que se incorporara al primer equipo.




Comentarios