Violencia verbal y física, malos tratos y alcohol se conjugan en una tremenda historia que cuenta una adolescente cordobesa en las redes sociales. Denuncia a su propia madre de haber matado su hermanito discapacitado, de dos años de vida, en 2010.

Por el hecho, la Justicia condenó al padre a prisión perpetua, pero More grabó un video expresando que su papá es inocente y que el pequeño fue asesinado por la madre, que recibió la misma pena y quedó libre en 2017 porque entendieron que había sido víctima de violencia de género, cuando ocurrió el crimen.

Ya adolescente, More hizo este video que compartió en redes, para acusar a su propia madre, Paola Cejas, que está libre y formó una nueva pareja. "Hoy después de 12 años les vengo a contar mi historia dado que cuando tenía 4 la Justicia nunca me escuchó", detalla la adolescente en el video.

"Él nunca nos hizo nada, no debería estar preso. Nunca nos tocó ni nos pegó. No sabía lo que pasaba porque trabajaba todo el día y cuando volvía mi mamá le mentía: le decía que los moretones que tenía era porque se había caído o golpeado jugando con nosotras", describió.

El pequeño había nacido con una discapacidad psicofísica que le impedía caminar con normalidad y ella lo sometía a castigo físico: "Estábamos comiendo y mi hermano se largó a llorar. Mi mamá le pegó un chirlo y le pidió que comiera, pero como siguió llorando le dio 'puñetes' en la panza y lo llevó a dormir. Cuando fuimos a despertarlo, mi hermano ya no estaba con vida", relató la chica sobre el hecho ocurrido el 4 de julio de 2008, en Villa del Totoral.

"Yo y ella sabemos muy bien qué pasó ese día, pero nunca me dio una explicación. Pido por favor que se haga Justicia por mi hermano", cierra More, que pide la liberación de su padre.