Tras el borte de Covid-19 en Justiniano Posse por no respetar las medidas de seguridad en una misa, desde la diócesis emitieron un comunicado al respecto.


Tras el brote de coronavirus en Justiniano Posse, luego de que un cura alentara a los feligreses a no usar barbijo en misa, el Obispado de Villa María apoyó la investigación que lleva adelante la Justicia.

El fiscal federal de Bell Ville, José María Uriarte, investiga lo sucedido en la parroquia de Justiniano Posse durante las celebraciones de la Virgen patrona de esa localidad, en donde no se habrían cumplido los protocolos por el Covid-19.

A partir de una denuncia telefónica que recibí ayer por la tarde (por el martes), se inició una investigación preliminar en la que todavía no hay imputaciones ni atribución de responsabilidades”, expresó el fiscal a La Voz.

Al respecto, el Obispado lanzó un comunicado desligándose de responsabilidades y asegurando que adhieren a todos los protocolos establecidos por el COE en su culto público.

“Con respecto al supuesto incumplimiento de dicho protocolo en la parroquia Natividad de María de Justiniano Posse, con ocasión de sus festejos patronales, respetamos y apoyamos las actuaciones que al respecto ha iniciado de oficio la fiscalía federal de Bell Ville para establecer si hay responsabilidades personales”, explicaron en el comunicado difundido por El Doce.


En esta nota:

Coronavirus Iglesia


Comentarios