"Esperaba un gesto de humanidad de Schiaretti", señaló la mujer.


“Apuesto a que esto cambie de verdad. Mi hijo Juan me dice que a él le gustaría tener al frente a los policías que le dispararon a Blas para preguntarles por qué lo hicieron. Yo no. Aspiro a que nadie más pase por mi dolor. A que haya un cambio en serio”.

El testimonio de Soledad, la mamá de Blas Correas, el adolescente víctima de gatillo fácil en Córdoba, en declaraciones publicadas por La Voz.

Esta semana recibió la visita de la flamante jefa de Seguridad Capital, Liliana Zárate, pero remarcó: “Esperaba un gesto de humanidad de Schiaretti”.

“Hasta las 4.30 (el joven fue asesinado minutos después de la medianoche), yo pensé que todo había sido un robo. Nunca pensé que eran policías los que le habían disparado“, señaló.

“El sistema no anda. Nadie tuvo actitud para asistirnos en ese momento. Estaban preocupados por tapar todo. Ni un vaso de agua me ofrecieron”, graficó.

No pudo asistir a la marcha que convocó a miles de cordobeses ayer jueves, pidiendo justicia. Se quedó en su casa junto con su tercera hija, de sólo 8 meses, y abrumada por el dolor. 

Fue Juan, el hermano mayor de Blas, quien convocó por redes sociales y se puso al frente de la organización. “Él tenía la necesidad de reivindicar a su hermano”, explica.




Comentarios