Uno de los más prodigiosos relatores de fútbol, que dejará ecos en cada cancha. Murió a los 63 años.


El fútbol y la radio, tan íntimamente entrelazados en su pasión. Y Osvaldo Wehbe, tan intimamente ligado al fútbol y a la radio. Sus pasiones.

Este jueves se fue un maestro del relato. Murió el Turco Wehbe, en un 2020 donde tanto se extraña un grito de gol entre tribunas vacías y estadios desolados.

La noticia golpeó a su muchos amigos, a sus más numerosos colegas y a sus innumerables seguidores, porque era un relator inigualable y un tipo querible.

Con su vozarrón le puso muchas más letras “o” a los goles, y los hinchas de todos los clubes eran hinchas del Turco Wehbe. Proyectado desde su amado Río Cuarto a nivel nacional, al Azteca, a las grandes conquistas de la Selección y a su San Lorenzo campeón de América.

Porque “la pelota se hace luna” y “si quiere juéguele” siempre quedaran picando en el área para que alguien infle la red con un grito, con un estallido de emoción. Es su legado. Vaya si fue digno maestro…

​Hay un silencio de radio. Un respetuoso adios que se impone. Hasta que el grito de muchos goles más será su homenaje. Un eco en las cabinas y en las canchas. A la manera en la que el Turco Wehbe querría ser recordado.

 




Comentarios