La acusan de "encubrimiento doblemente agravado". Además, la otra oficial que participó del operativo está imputada por "omisión de los deberes de funcionario público".


Por orden de la fiscalía, la agente Wanda Esquivel de 35 años, fue detenida por haber “plantado” el arma que la Policía aseguraba que había sido arrojada por los jóvenes que iban en el auto con la víctima. El caso por el asesinato de Blas Correas sigue repercutiendo y cada vez son más los inmplicados en el hecho.

Además, el fiscal José Mana, imputó a la oficial principal Yamila Martínez por “omisión de los deberes de funcionario público”

A su vez, el cargo en contra de la detenida es “encubrimiento doblemente agravado”. Ambas uniformadas eran “dupla” de los dos detenidos por el homicidio de Blas, los cabos primeros Javier Catriel Alarcón y Lucas Gómez.

En un momento se estaba investigando si el arma que apareció en la intersección de Vélez Sársfield y Romagosa, podría haber sido “plantada”  y no arrojada por los jóvenes cuando huían de los disparos. Lo que finalemente se confirmó, el arma efectivamente fue plantada en el lugar por los policías.

El auto donde iba Blas Correas rodeado de policías.

Asimismo, La Voz reveló que el peritaje efectuado a ese revólver calibre 22 arrojó que no era un arma operativa, porque le faltaba el percutor y era incapaz de efectuar un disparo.

Cabe recordar que según la autopsia la bala habría ingresado por su espalda de Blas, a la altura del omóplato, afectando el pulmón y un vaso sanguíneo, lo que le habría ocasionado la muerte tras una sobrevida de varios minutos por insuficiencia respiratoria al llenarse ese órgano de sangre.




Comentarios