Muchos se denunciaron que las autoridades les confiscaron los rodados en zonas rurales, por lo que algunos tuvieron que volverse a su domicilio a dedo.


Diversos ciclistas de toda la Provincia de Córdoba utilizaron las redes sociales durante la tarde del sábado para quejarse por el secuestro de sus bicicletas por parte de la Policía. Las protestas se acrecentaron cuando agentes de la Fuerza dejaron a un grupo de veinte personas varadas en medio del camino que conecta La Calera con la colectora de Carlos Paz, una zona con poco tránsito. Debierdon hacer dedo para regresar.

Durante la jornada, se replicaron las imágenes de decenas de bicicletas acumulándose en las camionetas de la Policía y en depósitos de toda la Provincia.

Cecilia, una de los y las ciclistas, reconoció que “los que infringimos las reglas somos nosotros. Eso yo lo entiendo, salimos del ejido de Córdoba capital. Lo que le discutí a la Policía eran los motivos por los que me secuestraban la bicicleta. De hecho, me tuvo que pagar un remis porque me tenía que volver a Córdoba caminando. Le dije al frente de los otros agentes que si a mi me pasaba algo, él se haría responsable. Entiendo que me hagan la multa, pero dejame que vuelva en mi bicicleta”, dijo en diálogo con La Voz.

Otro ciclista también se refirió al respecto: “salimos hoy a dar una vuelta en la bici por la ruta. No pasamos ningún límite, tratamos de mantenernos adentro. Pero tuvimos una situación desagradable en la Ricardo Rojas, cerca del CPC Argüello. Nos paró un patrullero, después llegaron otros tres. Íbamos cuatro personas andando en bici. Nos querían hacer las actas por falta de barbijo, cuando hay una disposición del COE que dice que mientras estás haciendo la actividad física, no debés llevar puesto el barbijo, porque causa problemas de salud. Lamentablemente, el oficial que estaba a cargo no entendía esa parte. Después intervino otra persona y zafamos. Aparentemente hay una ideología que se está instalando contra la gente que hace actividad física. No habíamos violado ninguna disposición“.

Por otra parte, otra ciclista manifestó sentirse “indignada”. “Hoy salgo con mi hijo a recrearnos en bicicleta con toda la protección, casco, barbijo, DNI, dejo mis datos en la entrada al camino de La Calera que va hacia Malagueño sin problema. Antes de llegar al final del camino nos detiene un control policial diciendo que La Calera termina en un vado, que por supuesto no está señalizado, y que a partir de ahí es Santa María. Por lo cual nos retienen las bicicletas y nos realizan una multa. La municipalidad de La Calera nunca nos avisó que la ciudad termina en un vado”, reclamó.

Unos 20 ciclistas que pedaleaban durante el sábado por la mañana en Malagueño recibieron una multa y el secuestro de sus bicicletas por atravesar la jurisdicción departamental.

Desde el COE afirmaron que “el ciclismo no puede practicarse en grupos numerosos y además, no está permitido realizarlo fuera del ejido urbano del lugar de residencia del ciudadano ni en otra jurisdicción departamental”.

Tras las quejas de los usuarios, ciclistas convocaron a una marcha “en silencio” para el próximo sábado 8 de agosto a las 10 horas frente al Patio Olmos.

Convocatorio marcha. Ciclistas de Córdoba.




Comentarios