Miguel Siciliano es secretario de Gobierno y asegura que la gestión Llaryora no es responsable del histórico paro de choferes.


Sin antecentes en la historia de la ciudad de Córdoba, el paro de colectivos lleva 15 días y un alto funcionario municipal se desentiende de la solución al conflicto para asegurar que es un problema “nacional”.

Esa fue una de las expresiones más llamativas que el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Córdoba, Miguel Siciliano, dejó en un contacto con la prensa, en la noche del jueves.

Muy ofuscado por la protesta que realizaban los choferes de UTA a las puertas del municipio, Siciliano ensayó una respuesta al paro sin precedentes en Córdoba al afrimar: “claramente el problema de fondo es nacional”, comentó aunque sin sostener mayormente el argumento.

Elevando el tono de voz, el funcionario enfatizó que “la Municipalidad tiene predisposición a paliar la situación de los choferes, pero la cuestión de fondo lo tiene que resolver Nación”, insistió en su intento por despegar al intendente Martín Llaryora del fracaso en las negociaciones mientras los cordobeses acumulan la histórica marca de 15 días consecutivos sin transporte.

“Cuando alguien habla del transporte, el paro es nacional y no es un problema de Córdoba”, repitió el funcionario.




Comentarios