La sesión estaba prevista para las 14 pero arrancó pasadas las 16. Intentan aprobar reducciones en los haberes. Magistrados y pensionados también sufrirían cambios en los cobros.


Con demoras para el arranque de la sesión, la Legislatura de Córdoba trata el proyecto de modificación al régimen de jubilaciones y pensiones de la provincia.

La iniciativa fue presentada por el gobernador Juan Schiaretti y, según los fundamentos, las modificaciones apuntan a la “fortalecer la solidaridad y sostenibilidad de la Caja de Jubilaciones” de la provincia.

Uno de los puntos que generaría mayor polémica y que indicaría la profundidad del cambio sería la de una modificación en el cálculo del haber inicial. Se habla de que se pagaría el 67 por ciento (y no el 73% del bruto como hasta hora), lo que implica una baja del seis por ciento en el cálculo que se hacía hasta el momento.

A su vez, se espera que Córdoba empiece a realizar el cálculo en base a los últimos 10 años de actividad y no a los cuatro años, como lo venía haciendo hasta ahora. Esta nueva modalidad se armoniza con el cálculo que hace la Nación en sus jubilaciones.

La reforma también abarcaría a magistrados tal y como sucedió a nivel nacional y que derivó en las llamadas jubilaciones anticipadas. Se especula que todos se retirarán a los 65 años y deberán aportar efectivamente el 18%. 

También dispone el aumento de la jubilación mínima a 17.000 pesos y se garantiza que ningún jubilado cordobés que tenga un solo ingreso cobre menos de 25.000 pesos.

La iniciativa generó el rechazo masivos de los distintos sectores sindicales y también de los políticos de la oposición.




Comentarios