Buscan limitar la circulación y advertir a desprevenidos que no se hayan enterado de la suspensión.


Desde las 00 de este martes Córdoba dio marcha atrás en la flexibilización de actividades y se volvió a la fase anterior, por el brote de casos positivos de coronavirus que se dio en la zona del Mercado Norte y que hizo crecer de forma repentina la curva de contagios. Ante esta situación se volvieron a endurecer controles de la Policía de Córdoba en diferentes puntos de la ciudad.

En este sentido, la mayoría de los puentes que unen el norte de la ciudad con el sur y el Centro permanecen bloqueados. Unos pocos tienen el acceso habilitado y eso provoca un caos de tránsito en la ciudad.

“La Policía ha dispuesto un operativo especial en la ciudad Capital por disposición del COE, para desalentar el tránsito vehicular y de personas en la vía pública, en orden a la circulación comunitaria de COVID-19″, indicaron desde el ministerio de Seguridad provincial.

A su vez, enfatizaron que: “Sólo estarán habilitadas para circular las actividades vinculadas a la salud, seguridad y suministros”. De esta forma se busca limitar la circulación y advertir a aquellos desprevenidos que no están enterados de la marcha atrás en las medidas.

Además, el ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, aseguró que la Policía está desarrollando los operativos en cuatro anillos: “uno por fuera en la Circunvalación, otro en Circunvalación, otro en el macrocentro y otro en el microcentro”.

“Los consumidores de los suministros tienen que seguir las disposiciones: la cercanía de 500 metros, el radio más pequeño de movilización, no usar el auto“, aseguró Mosquera. 




Comentarios