Es para cualquier persona que retorne a la provincia por cualquier medio de transporte.


Finalmente los controles se endurecieron en la provincia de Córdoba y todos los cordobeses repatriados o las personas que ingresen a la provincia provenientes del exterior deberán cumplir con la cuarentena, ya sea en sus domicilios o en lugares preparados para tal fin, pero siempre estarán supervisados.

En plena crisis por la pandamia de coronavirus COVID-19 el ministerio de Salud de la provincia informó que comenzará a regir un nuevo protocolo para reforzar el ya pautado previamente y complementar el aislamiento obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional.

Este protocolo apunta principalmente a personas asintomáticas que regresen de viajes en el exterior, ya sea por vía aérea o terrestre.

¿De qué se trata? Como primera medida, toda persona que regrese del exterior deberá cumplir con el aislamiento correspondiente. En caso de realizarlo en sus domicilios estarán supervizados por personal del servicio de asistencia domiciliaria establecida por el ministerio de salud y personal de las fuerzas armadas.

Incluso, en casos en que se lo considere pertinente hasta se les podría imponer el uso de tobillera electrónica de seguimiento.

“En caso de quebrantamiento a la cuarentena obligatoria domiciliaria se impondrá una multa que será dispuesta por el Ministerio de Salud. Esos fondos luego serán utilizados para el abastecimiento del sistema sanitario”, remarcaron desde el Gobierno de Córdoba. Las mismas podrían llegar a los 200 mil pesos. 

En caso de no contar con los medios necesarios para cumplir con el aislamiento domiciliario, se dispondrán de alojamientos extrahospitalarios. Estos serán establecimientos hoteleros determinados por el gobierno.

¿Cómo inicia el control? Ante la llegada de pasajeros, por vía aérea o terrestre, personal sanitario los controlará. En caso de identificar casos sospechosos, se los deriva a hospitales de referencia.

A su vez, se identifica a quienes hayan mantenido contacto con esta persona para su posterior seguimiento.

Al resto de los pasajeros que no presenten síntomas se les tomarán los datos para establecer la logística de traslado hasta sus domicilios.

Las personas asintomáticas serán controladas durante su cuarentena a través de Telemedicina y, en caso registrar síntomas, se aplicará el protocolo de internación domiciliaria. Se realizará la evaluación correspondiente para asegurar el aislamiento en su domicilio y el resguardo de sus contactos estrechos. En este punto, en caso de no disponer el asilamiento domiciliario, se evalúa la posibilidad de brindar alojamiento en una institución hotelera.

En este último caso el Gobierno de Córdoba se hará cargo de suministrar la alimentación, elementos de aseo, medicamentos y otros a la persona en aislamiento. No se permitirá la salida del paciente de su habitación, y tendrá prohibidas las visitas.




Comentarios