Guido Herrera y Jorge Carranza, fundamentales en las respectivas victorias sobre Huracán y Tigre. Los penales atajados, idénticos.


Talleres e Instituto regresan a Córdoba con goles y sus arcos en cero, por las actuaciones destacadas de Guido Herrera y Jorge Carranza, respectivamente.

Herrera ratificó su alto nivel y en el 3-0 sobre Huracán dejó la valla en cero por segundo partido consecutivo. El momento clave, cuando le desvió un penal a Nicolás Cordero.

El Loco Carranza volvió al arco de Instituto después de nueve años, fue figura de principio a fin en el 3-0 ante Tigre, y le contuvo el penal a Emanuel Dening. Y en una atajada muy similar a la de Herrera.

De los 19 partidos que le patearon a Herrera, conjuró seis. Y Carranza contuvo su cuarto penal en Instituto. Los arcos de los equipos cordobeses, en buenas manos.




Comentarios