Una discusión entre cuidacoches derivó en un salvaje ataque contra una automovilista que circulaba junto con criatura de seis meses. Le dañaron el auto. Hay un detenido. 


“Sacale el bebé del auto, se lo vamos a robar”. La frase espantó a Agustina Banegas, una mujer que circulaba por La Cañada a la altura de su intersección con San Luis y fue víctima de una salvaje agresión por parte de una patota de naranjitas que cuidan autos en el lugar.

De acuerdo con el relato brindado por la víctima a Mitre 810, dos cuidacoches estaban discutiendo en el lugar en el medio de la calle cuando el semáforo le dio paso para circular.

“En ese momento yo les toco bocina para poder pasar y a partir de allí se destó un caos, se me vinieron encima”, dijo la mujer.

Ella circulaba con dos amigos y su pequeño hijo de seis meses que estaba en la parte posterior del vehículo.

“De pronto aparecieron como 20 naranjitas de todos lados, mientras estábamos ya abajo del auto y cuando estábamos discutiendo con esta gente se asomaron para ver atrás del vehículo y sacarme cosas y ven que estaba el bebé. Ahí uno dice ‘le robemos en chico'”, dijo desesperada Agustina.

Inmediatamente, la mujer dio la vuelta para ponerse entre la puerta de atrás y los naranjitas que estaban allí. “Estaba trabada con seguro por eso no entraron”, dijo.

“Después cuando llegó la Policía empezaron a patearme el auto, le rompieron la puerta izquierda y el guardabarro”, finalizó la señora en declaraciones a ese medio. 

Por el hecho, hay una persona detenida de 22 años, que vive en barrio Güemes y que es naranjita en una de las cuadras del lugar, de acuerdo con lo confirmado por la Policía.





Comentarios