Que las mujeres tengan que dividir su tiempo entre su maternidad y el resto de las actividades no es novedad. Sin embargo, surgen historias que se convierten en noticia por romper con los parámetros reservados e impuestos socialmente para las mujeres. Tal es el caso de Antonella González, basquetbolista del club Tomás de Rocamora de Concepción del Uruguay, que amamantó a su hija en el entretiempo del partido contra Vélez y la imagen rápidamente se viralizó.

La historia fue difundida por la Confederación Argentina de Básquet como una forma de reconocer el rol de la mujer en el deporte y de inspirar a otras. “Una imagen que resume la pasión: por el básquet y por ser madre”, expresaron desde la institución.

Antonella terminó de jugar la primera parte del partido y luego no fue a la charla técnica para quedarse en el banco de suplentes amamantando a su pequeña Mady, contó TN. “Es fundamental que la familia acompañe, al igual que el club. Yo tengo la suerte de que siempre hay alguien para que se quede con Madi. En el club siempre hay brazos para ella. Esos pilares son fundamentales para poder llevar las dos cosas de la mejor manera posible”, contó la joven.

La basquetbolista entrerriana agregó además que “El embarazo es una etapa muy importante para la mujer. Siempre tiene que ser acompañada, sostenida y guiada. Hay que darle la importancia que se merece porque la decisión de ser madre es un tema importante. Nosotras somos las que ponemos el cuerpo y nos lleva a una lógica inactividad que a los hombres no les sucede cuando son padres, por eso creo indispensable el seguimiento y acompañamiento para las madres deportistas. Hay muchas cosas para pensar y ofrecer para que todo se haga mas fácil de llevar”.