El Concejo Deliberante de Concordia aprobó, de manera unánime, la Ordenanza que establece la aplicación de multas cuantiosas a quienes realizan y asisten a fiestas clandestinas, uno de los principales focos de contagio y de propagación del Covid-19.

Al respecto el presidente del cuerpo legislativo, Daniel Cedro, explicó que fue “una norma que fue muy trabajada por ambos bloques realizando un intercambio de opiniones sobre cuál era la mejor metodología para su implementación y los temas a abordar”.

Detalles de la norma

La ordenanza aprobada este jueves no sólo contempla las conductas de quienes organizan, alquilan la casa o proveen los servicios para organizar las fiestas clandestinas, sino que también hay una penalidad a quienes asisten a este tipo de eventos no permitidos en el marco de las restricciones impuestas para disminuir la circulación de personas y reducir el número de contagios de Covid-19.

Los organizadores serán penados con multas que van desde 600 a 6000 juristas, también hay una serie de agravantes si ocurren hechos de violencia o si son funcionarios públicos y otras cuestiones que tienen que ver con la situación epidemiológica”, explicó Cedro y remarcó que “se agregaron sanciones accesorias que van desde el decomiso hasta la exclusión de los beneficios económicos que se otorgan en la situación de pandemia”.

Por su parte, Gastón Etchepare, presidente del bloque justicialista indicó que “el espíritu de la norma aprobada no es perseguir a la gente, sino desalentar a los que incumplen la normativa y no tienen la consideración y el respeto hacia el cuidado de los otros ciudadanos”. El concejal agregó además que “durante los fines de semana se constatan un promedio de 50 denuncias por fiestas clandestinas, lo que es alarmante porque estos eventos son grandes focos de contagio y es necesario que se tome con mayor severidad las sanciones”.