El empresario concordiense Héctor D'ambros viajó a la localidad de Santa Elena para participar de la vigilia en apoyo a la familia Etchevehere tras la ocupación de tierras por parte del "Proyecto Artigas" perteneciente a Juan Grabois.

En el lugar, D'ambros formó parte del grupo que accedió a hablar con Dolores Etchevehere quien sostiene que donó su parte de la herencia de manera legal para el proyecto agroecológico. "Se seleccionaron cuatro personas para ir a dialogar con los que están usurpando la estancia", explicó el concordiense a Río Uruguay y agregó que para tal designación se tuvo "el ok del Jefe de Policía de Entre Ríos, que nos escoltó al lugar".

"Fuimos de una manera muy humilde, muy sincera, a decirle que afuera había 800 productores que estaban bastante molestos y le ofrecimos un salvoconducto para que no ocurra nada, con el ok de la policía para escoltarlos hasta el límite interprovincial", detalló el empresario apícola.

"Cuando llegué allá, el designado para hablar y negociar con esta gente era yo". Por eso, cuando llegó Dolores Etchevehere "pidió que nos identifiquemos, lo hicimos, porque lo nuestro era algo humanitario y no queríamos que pase nada", admitiendo que si existe alguna diferencia, la misma "que se arregle en los Tribunales", señaló el concordiense.

Detalles del diálogo

En relación a la charla con Dolores, D'ambros contó que "ella me dijo que era la dueña del campo y que las personas que estaban en el predio eran sus invitados", a lo que el hombre le habría contestado: "mire señora, me parece raro porque yo también soy empresario y no dejaría en un campo mío a 40 personas sin cobertura social, no tienen seguro de vida, es un riesgo suyo como empresaria, por lo que no es lógico lo que usted me está planteando", pero tras eso, como respuesta le habría dicho que "la que mando acá soy yo, que pum, que pam… me retrucó", dijo el concordiense.

Antecedentes del empresario concordiense

El producto apícola D´ambros afirmó que "yo fui el que arreglé y negocié el levantamiento policial: contribuí a la pacificación de Concordia". Según afirmó, "es algo que me preparó el mismo Estado, cuando era joven y tengo un don de arreglar los problemas: me meto porque me siento útil a la misma sociedad", concluyó.