El tan esperado día para la beatificación de Fray Mamerto Esquiú llegó y Catamarca vive un día histórico. La ceremonia comenzó a las 10, en el kartodromo de Payahuaico de la localidad de Piedra Blanca, donde nació.

El papa Francisco delegó su representatividad en el cardenal Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán quien presidió la emotiva ceremonia.

La beatificación de Fray Mamerto Esquiú, decretado beato por el papa Francisco el 19 de junio de 2020, iba a realizarse el pasado 13 de marzo de 2021 en Catamarca, pero fue postergada por la situación sanitaria por la Covid-19 que vivía el país en ese momento, y las autoridades eclesiásticas decidieron realizarla el próximo sábado 4 de septiembre bajo estrictos protocolos sanitarios.

El milagro que permitió Fray Mamerto Esquiú sea declarado beato por el papa ocurrió en la provincia de Tucumán, y fue por la inexplicable curación de una recién nacida con osteomilietis femoral grave.

El 24 de abril de 2019, la Comisión Teológica de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano dio por aprobado el milagro.

En tanto, el 21 de noviembre de 2019, en Roma la Consultación de los Médicos de nivel internacional convocada por la Santa Sede, declaró la inexplicalidad del milagro atribuido a la intercesión de Fray Mamerto Esquiú.

Luego de este paso, habrá que aguardar la aparición de un milagro más para que el fray catamarqueño se convierta en el segundo santo que nació y vivió en Argentina.