Luego de la polémica instalada en Buenos Aires debido al “Vacunatorio Vip” instalado en el Ministerio de Salud, que le costó el cargo a Ginés González García, las dudas y sospechas sobre la manipulación de la aplicación de las dosis fuera de los protocolos y planes estratégicos preestablecidos se trasladó al interior del país.

Este es el caso de Catamarca, donde el Diputado provincia Hugo Ávila denunció penalmente a la ministra de salud Claudia Palladino y a parte de su equipo por el supuesto “Vacunatorio Vip” que funciona en la provincia.

Se trata de un acto de una inusitada gravedad institucional porque no solo se está incumpliendo con los deberes de funcionario público, sino que también se está impidiendo que una persona considerada de mayor riesgo acceda a vacunarse, con el riesgo que ello implica, dado que el Covid-19, en muchos casos, produjo la muerte”, aseveró el funcionario.

Hugo Ávila, diputado provincial por Catamarca.

Además agregó que, “lo acontecido en Catamarca es de una bajeza e inmoralidad tan grande que no se admite justificación alguna, ya que proviene de personas con un cargo político y funcional trascendente que abusan de su poder como tal”.

El diputado presentó entre las pruebas las publicaciones en redes sociales y las declaraciones que los políticos hicieron recientemente donde celebran la aplicación de vacuna contra el coronavirus.