El exceso y la falta de relaciones sexuales durante la cuarentena es uno de los temas de debate del momento, que genera todo tipo de reacciones y comentarios.

Por un lado, se quejan las personas solteras y quienes quedaron lejos de sus parejas, ya sean estables o pasajeras, sin la posibilidad de vincularse íntimamente más allá de un encuentro virtual.

Por otra parte, se encuentran los que conviven o se encuentran atravesando el aislamiento juntos y sienten que, más allá de un primer momento en el que tal vez subió la temperatura sexual, a esta altura de la ¿cincuentena? ya no quieren saber nada con "ponerle onda" y están agobiados de la convivencia.

La conductora anuló los momentos de intimidad con su marido en la cuarentena.

En ese último club, se anota Yanina Latorre, quien hizo una íntima revelación en "Los Ángeles de la Mañana" (LAM). La periodista admitió que con Diego Latorre no tiene relaciones sexuales durante el aislamiento y que el ritmo de encuentros hot bajó al "décimo subsuelo".

"A mí no me lo permite la religión, en cuarentena no se hace nada", lanzó la panelista entre risas cuando se puso el tema sobre la mesa. "¿Qué tiene que ver?", intervino su compañera del ciclo Karina Iavícoli. "Se ve que Karina está teniendo, yo no", señaló Latorre. Y cuando Ángel de Brito quiso saber sus razones, Yanina sorprendió con una insólita razón: "Termino cansada de los vivos".

"¿Y antes?, le insistió Ángel. "Antes estaba cansada, estaba aburrida. Siempre tengo una excusa", explicó. Pero lo que el conductor quería entender era qué pasaba durante la franja de horas libres con las que Yanina cuenta entre que sale del programa, al mediodía, y sus vivos de Instagram, que hace a las doce de la noche.

Yanina Latorre confesó que termina sus días "muy cansada" y eso le quita las ganas de tener sexo con su marido.

"Cuando salgo de acá, paso por lo de Dora (mi mamá). Estoy en su casa dos horas. A veces, salgo de allí a las 16 horas. Cuando termino, a las 17 horas, ya estoy agotada, no quiero hablar con nadie de la familia", relató.

"¿Pero no te dan ganas de darle un beso o un abrazo, aunque sea?", le consultó Karina. Ella, luego de pensarlo unos segundos, admitió: "Sí... de hermanos".

"Dios le da pan a quien no tiene dientes...", sentenció Taboada. "¡Te lo mando! Encima son más o menos de la misma estatura. ¿Sabés qué? Te lo mando con moño: rocialo con alcohol y metelo en la cama... ¡es un osito cariñoso!", la siguió haciéndose la graciosa Yanina. Para terminar, Latorre, siempre polémica, lanzó: "Aparte no está contagiado, ¡así que le podés dar!".