J.Balvin es una los artistas latinos consagradas en el reggaetón y se encuentra en Villa Carlos Paz junto a su hijo Río y a su pareja, la modelo local Valentina Ferrer. La familia llegó de visita a la ciudad para celebrar el primer añito del primogénito.

El domingo el artista fue a un reconocido bar de la villa serrana a tomar un café junto a su pareja y unos amigos. Los empleados del bar no sabían que el artista iba a ir, simplemente llegó un poco camuflado, como cualquier hijo de vecino. Cuando Candelaria descubrió que se trataba de Balvín no lo podía creer. “Cuando se sacó la capucha no podía creerlo, me caían las lágrimas de la emoción”, explicó la moza en el DoceTV.

Acto seguido, cuando el artista descubrió que Candelaría estaba llorando por su presencia le preguntó cariñosamente: “¿Por que llorás? ¿Por qué llorás?”, y juntos se rieron de la situación. La joven contó que Balvin y sus amigos tomaron café y no comieron nada. “Hasta bromeamos porque ni siquiera probó la galletita de cortesía”, explicó divertida la moza. Y agregó que con sus compañeros quisieron invitarles los cafés, hecho que el cantante no aceptó de ningún modo. Balvin pagó la cuenta con su tarjeta pero no dejó propina. ¿Será que no contaba con efectivo?

Lo cierto es que Candelaría continúa exaltada por el encuentro y sobre todo porque el cantante compartió el momento del encuentro en una de stories en su cuenta de Instagram, que tiene casi 57 millones de seguidores. ¡Una locura!