Tal como estaba previsto,una importante crecida ingresó al Río San Antonio proveniente de la alta montaña. Sin mayores inconvenientes, paradojicamente la creciente trae alivio a la crisis hídrica que atraviesa la zona.

El río San Antonio y una crecida de 2,5 m.