La aguará guazú hallada y rescata en estado crítico el último viernes en cercanías de Río Ceballos, falleció en la madrugada del lunes, según informaron los especialistas de Tatú Carreta -una Reserva Ecológica y Centro de Rehabilitación de animales ubicada en Casa Grande- y a donde había sido rápidamente trasladada para su mejor e inmediata atención. Sin embargo, y pese a los intentos de estabilizarla, la edad avanzada y una enfermedad tumoral que le oprimía la tráquea provocaron su muerte.

“Fue un trabajo rápido colaborativo y que demostró que la mayoría somos sensibles a la naturaleza. Ella esta en una situación crítica, de muy bajo peso y luego de los estudios realizados confirmamos un tumor invasivo que le dificulta la respiración e ingerir cualquier tipo de alimento”, explicaban el domingo desde la Reserva a través de su página oficial en redes sociales, anticipando que las chances de vivir de este “lobizón cordobés” -así como es conocido en esta región- ya eran “mínimas”.

La aguará guazú siendo atendida en la Reserva Tatú Carreta, horas previas a su fallecimiento.Facebook / Reserva Tatú Carreta.

Asimismo, los especialistas realizarán una necropsia para complementar la información sobre el deceso del ejemplar y anexar a los estudios previos que le habían realizado. “Lamentablemente tenemos que informar que a pesar de todos los esfuerzos conjuntos realizados para poder salvar y recuperar este ejemplar de aguará guazú, no sobrevivió a causa del estado crítico en el que se encontraba”, expresó Adrián Rinaudo, director de Policía Ambiental.

Y luego se dirigió a todas las personas e instituciones que colaboraron para poner al resguardo al animal: “Agradecemos a los guardaparques de la Secretaría de Ambiente, personal del Tatú Carreta y toda la gente que colaboró en el rescate y asistencia de este animal para intentar preservarlo porque se encuentra en peligro de extinción en Córdoba”.

El momento en que fue encontrada en cercanías de Río Ceballos el pasado viernes. (Guillermo Galliano)La Voz

Qué hacer en caso de encontrar un animal herido

En primera instancia, si uno se cruza con un animal de esta especie -o de cualquier otra-, el Gobierno provincial sugiere no intentar capturarlo, ni acorralarlo, no lastimarlo ni tratar de alimentarlo, tampoco trasladarlo ni intentar tocarlo. “Lo importante es poder contemplar las especies en su vida silvestre respetándolas, sin hostigamiento, persecución ni captura”, indicó Rinaudo.

Sin embargo, si se observa que puede estar lastimado o enfermo, la recomendación es que de inmediato se de aviso a Policía Ambiental al 0351-4420924, a la Secretaría de Ambiente al 0351-4343310 interno 109 o contactarse rápidamente con la Policía al 101.