Con tan solo 20 años, Azul ya está catalogada como 'la influencer' de Carlos Paz, y es tendencia a través de su cuenta de instagram @azulmowszet.

Resulta que es una joven que le atraen desde siempre los temás tabúes. Claro, es que hablar de "modos de ir al baño", o "ciclos menstruales", no es algo que se escuche a diario.

Pero Azul, desde el año 2015, se interesa por un modo diferente de tratar los períodos menstruales, en especial, sobre las herramientas habituales con las que cuentan las mujeres en Carlos Paz y en el país.

Tras una ardua investigación y posterior análisis, la influencer carlospacense nos facilita algunas cifras que sorprenden: "durante casi cuarenta años de nuestras vidas, menstruamos. Si una copa cuesta 600 pesos y dura 10 años, tendríamos que usar solo 4 en los años fértiles y gastaríamos en total, 2.400 pesos a costo actual".

Pero eso no es todo, Azul explora un poquito más y descubre que solo en toallitas femeninas, la mujer consume un promedio de 5 diarias. Y suponiendo el ciclo dure 5 días, asciende a una cifra de 25 por ciclo mensual.

- 25 toallitas x 12 meses = 300

- 300 x 40 años (promedio años de fertilidad) = 12.000 apósitos en total.

Y Azul agrega: "A precio actual, un paquete con ocho toallitas íntimas cuesta 65 pesos, entonces cada una tiene un valor de 8.15 pesos, si a esta cifra la multiplicamos por 12 mil usados en nuestra vidas, nos da un costo de 97.800 pesos".

Algo que, según la influencer, se podría evitar con el simple uso de "la copa menstrual", que "es hipoalergénica, vegana, más higiénica, tiene una vida útil de al menos 10 años", y con un precio accesible porque "promedia entre los 600 y 800 pesos de acuerdo a la marca", destaca la influener.

Pero además, nos menciona que "en Carlos Paz no contamos con farmacias que las vendan, sólo se consiguen mediante internet".

Por una cuestión de salud, aseo personal, y para "cuidar el medio ambiente", Azul Mowszet insiste en su difusión ya que "el consumo de algodón en nuestra localidad y en el país, es muy elevado. Algo que se podría empezar a revertir con el uso de la copa menstrual", concluye la joven influencer.