Desde el reinicio del foco, trabajaron efectivos de unos nueve cuarteles con el apoyo de 14 brigadistas y de cinco aviones hidrantes.


Desde el mediodía de este jueves, bomberos voluntarios de diferentes cuarteles continúan combatiendo el incendio que se reinició en una zona de difícil acceso y altos pastizales en Capilla del Monte y que se fue propagando de este a oeste, en dirección a Ojo de Agua y La Tramontana. Y que pese a las lluvias registradas durante la madrugada y las primeras horas de este jueves, no fueron suficientes para que el incendio originado tras el impacto de rayos durante la tarde del miércoles, fuera extinguido en su totalidad.

Mientras tanto, y según confirmaron desde el Gobierno de la Provincia, la cola del incendio entre Ongamira y cerro Colchiqui, este jueves finalmente fue controlada. Sin embargo, permanecen en guardia de cenizas.

Durante toda la jornada de ayer, trabajaron efectivos de nueve cuarteles, con el apoyo de 14 brigadistas del Sistema Federal de Manejo del Fuego y de cinco aviones hidrantes que operaron desde el pista de La Cumbre y desde el dique de Cruz del Eje, y que al caer la tarde debieron retornar a sus bases por falta de visibilidad.

La situación es complicada debido a la lejanía y requiere una intervención a pie de varios kilómetros hasta llegar al sector donde el fuego está activo”, advierten desde el Cuartel de Bomberos Voluntarios de Cosquín.

Foto de portada: Bomberos Voluntarios de Cosquín.




Comentarios