Gracias al intenso trabajo de bomberos voluntarios y vecinos, la situación de gran tensión por la cercanía de las llamas a las viviendas, logró calmarse.


El incendio forestal que comenzó el día lunes en el barrio Sol y Río, no se detiene. Este jueves el fuego se desplazó hasta el barrio Los Inquilinos y Las Rosas. Por lo que vecinos se organizaron para llevar bidones con agua para aplacar las llamas y también para la hidratación de bomberos y otros vecinos que subieron al cerro.

Lucas Petrucci, un bombero voluntario del cuartel de Carlos Paz, al bajar de las sierras, dialogó con VíaCarlosPaz, y dijo que al momento “queda un frente que los bomberos están atacando, los que están metidos en la quebrada que es lo más complicado, hay gente en arriba, y ahora van a empezar a tirar líneas para poder enfriar bien esa zona”.

Vecinos colaborando en el barrio Las Rosas.

Junto al trabajo de Seguridad VCP, Defensa Civil y bomberos, acompañan dos aviones hidrantes y un helicóptero que están trabajando a la par. “Por ahora está bastante controlado”, concluyó Petrucci.




Comentarios