Este domingo, una mujer de 23 años resultó imputada por iniciar un incendio en una zona de pastizales en la localidad vecina de la Comuna de San Roque.

El hecho se registró alrededor de las 17:30 horas, momento en que personal policial observó cómo un incipiente incendio se propagaba de manera peligrosa hacia la montaña.

Tras iniciar con el operativo previsto para estos casos, los uniformados entrevistaron a lugareños cercanos al lugar y pudieron corroborar que "el foco ígneo se inició por una cenizas encendidas que una vecina había arrojado", precisaron desde la Unidad Regional Departamental Punilla.

"Luego de identificarla y entrevistarla, la Fiscalía interviniente estableció la imputación de la mujer de 23 años", señalaron desde al Policía local.

Cabe destacar que debido a la sequía que impera desde hace meses en todo el Valle de Punilla, es que el riesgo de incendio es "extremo", por lo que las autoridades solicitan de manera reiterada a la población, extremar los cuidados y evitar este tipo de acciones que sólo amenazan y ponen en peligro al medio ambiente.

Foto de portada: imagen ilustrativa.