En las imágenes se observa el desastre que causaron las llamas al suelo cordobés a fines de julio.


El municipio de Carlos Paz compartió unas imágenes satelitales donde se observa la magnitud del incendio forestal que ocurrió a fines de julio en las Altas Cumbres, en la zona de Copina. En la región se quemaron aproximadamente 1953 hectáreas de pastizales y bosque nativo.

El área afectada representa una superficie mayor a la que tiene el lago San Roque (1639 ha) como puede apreciarse en las fotografías del satélite Sentinel 2, tomadas el pasado 2 de agosto.

Imagen de un satélite sobre las Altas Cumbres

Estos desafortunados eventos tienen un impacto altamente negativo para el medio ambiente, como la destrucción de los bosques, pérdida de biodiversidad, el aumento de la desertificación, la erosión del suelo y la contaminación del agua.

Imagen de un satélite sobre las Altas Cumbres

Los especialistas de la Dirección de Ambiente del municipio de Carlos Paz explicaron que los incendios contribuyen a la eutrofización de los embalses ya que aportan cantidades importantes de nitratos solubles y material en suspensión, que arrastra minerales poco solubles de fósforo. Y agregaron que las altas concentraciones de materia orgánica, cuya descomposición supera la capacidad de autodepuración aeróbica del lago, agota el oxígeno disuelto en las aguas y produce la explosión de crecimiento de las masas algales.




Comentarios