Luego de una exhaustiva investigación, finalmente Matías Nicolás López de 29 años, fue detenido este viernes por la mañana en una vivienda ubicada en la localidad vecina de Tanti, luego de unos veinte allanamientos llevados a cabo por efectivos policiales del Dpto. Investigaciones Criminales de Zona I, en conjunto con personal de la Comisaría local.

Se trata del nieto de Nilda y Héctor López, dos abuelos que lo denunciaron tras ser atacados brutalmente padeciendo de su constante hostigamiento, y que se mantuvo prófugo de la Justicia desde el que se libró su detención en el mes de mayo, hasta este viernes.

En declaraciones a ElDoce.tv, Nilda y Héctor hicieron un breve y doloroso repaso por el calvario que sufrieron en manos de su propio nieto, recordando aquella pedrada recibida: "Estaba enojado, tiró varias, una es la que me dio acá (se señala la mujer) y me hace el golpe en la cabeza", relata Nilda, quien además asegura que el hombre "ha sido toda la vida agresivo" y que no fue el único ataque que recibieron de su parte.

Nilda y Héctor en una de las últimas declaraciones tiempo antes del arresto de su nieto.(Foto: archivo / ElDoce.tv).

Tanto es así, que ambos jubilados se tuvieron que mudar a Miramar, lugar en donde también fueron acosados por su nieto a pesar de contar con una orden de restricción y hasta con un botón antipánico.

Tiempo después retornaron a su casa en Tanti, pero la pareja volvió a ser agredida por su nieto: "Me tiró el auto encima, me tuve que subir al cordón porque si no me agarraba", expresó Héctor al medio cordobés.

Tras la detención de Matías, estos abuelos cruelmente hostigados admiten sentirse más seguros: "Ahora vamos a estar más tranquilos", dijo Nilda, visiblemente conmovida.

Foto de portada: ElDoce.tv.