Tenía 8 años y se encontraba internado en Córdoba Capital por una neumonía que derivó en una afección pulmonar grave.


La localidad vecina de San Antonio de Arredondo se encuentra profundamente conmovida tras el triste deceso del pequeño Uriel Flores, un niño de tan sólo 8 años quien desde su nacimiento a los seis meses de gestación, fue denominado como el “niño milagro”, debido a su entereza para saltar obstáculos que parecían insuperables.

Fuentes cercanas a la familia, informaron a este medio que Uriel falleció este lunes por la noche en una clínica de Córdoba Capital, tras ser internado por una neumonía que pese a los esfuerzos médicos, derivó en una afección pulmonar grave, provocándole un paro cardiorespiratorio.

El pequeño luchador nació seismesino en la capital cordobesa y desde sus primeros días, lo llamaron el “niño milagro” debido su lucha tenaz por continuar viviendo pese a las complicaciones que padeció desde su nacimiento.

Según se conoció, a los días de estar internado en neonatología sufrió un ACV, también padeció hidrocefalia por lo que le tuvieron que colocar una válvula que lamentablemente derivó en una infección, lo que llevó a que calificaran su cuadro como “terminal”.

Pero Uriel se recuperó milagrosamente y al tiempo, fue sometido a una cirugía a corazón abierto de la que finalmente salió triunfante y lo dejó seguir viviendo otros siete años más, ganándose el afecto de toda una comunidad que lo acompañó tanto a él como a sus padres desde un primer momento.

Este lunes, la vida se apagó para este pequeño gran luchador incansable y desde las redes sociales, familiares y amigos lo despiden con profundo dolor.

Sus restos están siendo velados en Casa Centeno de Villa Carlos Paz, y el entierro se realizará en el cementerio de San Antonio de Arredondo.

Foto: gentileza Punilla al Sur.




Comentarios