Lo acordó por decreto y la medida es por tiempo indeterminado ante la crisis económica que atraviesa la localidad vecina.


El intendente de Capilla del Monte, Fabricio Díaz, congeló por tiempo indeterminado tanto su salario como el de los funcionarios de su gestión.

La medida fue estipulada por decreto debido a la crisis económica que atraviesa la localidad vecina, y además, habría solicitado a los integrantes del Tribunal de Cuentas que se sumen a la nueva disposición.

“Tomamos la decisión de congelar los salarios porque todos tenemos que hacer un esfuerzo. Es una situación compleja por dos motivos: los niveles de recaudación registran una caída histórica alcanzando apenas el 20 por ciento y, por otra parte, la masa salarial municipal sobrepasa ampliamente los ingresos”, señaló días atrás, Díaz en diálogo con La Estafeta Online.

Y agregó: “La medida no tiene plazos. Primero queremos liquidar la deuda con los trabajadores de planta y luego veremos qué hacemos con nuestro haberes, por eso invité a los concejales y miembros del Tribunal de Cuentas para que se sumen a esta medida”, completó el funcionario al medio local.

Según se conoció, dicho decreto dispone que no se aplicará ningún incremento que por acuerdo de recomposición salarial correspondiera, y que los sueldos de todos los integrantes del Departamento Ejecutivo Municipal se mantendrán tal lo establece la ordenanza general para el Presupuesto 2020.

En cuanto a la delicada crisis económica que atraviesa el Municipio y que derivó en un conflicto con los trabajadores municipales, que en un principio habían percibido sólo el 40 por ciento de los sueldos de diciembre, finalmente fueron pagados al 100% el pasado martes 14, retomando sus funciones este miércoles, “con total normalidad”, destacaron desde el Municipio.

En tanto, el decreto firmado por el Díaz continuaría en vigencia hasta tanto se determinen nuevas directivas.




Comentarios