Revisión científica del impacto del cambio climático en las plagas de las plantas

Plagas
Plagas

Con el avance bruscos del cambio climático, está favoreciendo a la propagación de plagas y enfermedades en nuestras plantas. Tanto la FAO y CIPF están concientizando sobre buenas prácticas para combatir el cambio climático en la producción agropecuaria.

Las plantas son las mejores amigas del ser humano y sus principales aliadas para la vida en la Tierra. Las plantas son responsables del 98 % del oxígeno que respiramos y aportan el 80 % de nuestro consumo diario de calorías.

Sin embargo, a menudo no les prestamos atención, sin darnos cuenta de la importancia de que se mantengan saludables.

Cada año, hasta el 40 % de los cultivos alimentarios se pierden por culpa de las plagas y enfermedades de las plantas. Estas pérdidas tanto de rendimiento como de ingresos, tienen un efecto devastador en las comunidades más pobres que basan su sustento en la agricultura.

fumigacion con bromuro en alimentos para control de plagas
fumigacion con bromuro en alimentos para control de plagas Foto: ViaC

El cambio climático y la salud de las plantas

Las plagas y enfermedades de las plantas no conocen fronteras. En un mundo cada vez más globalizado e interconectado, no es de extrañar que puedan desplazarse y colonizar nuevas zonas. El cambio climático está acentuando esta propagación creando condiciones favorables para estas plagas y para la supervivencia de determinadas enfermedades de las plantas en nuevas zonas.

Por ejemplo, el cambio climático ya ha contribuido a ampliar el área de distribución de plagas como el picudo rojo de la palmera, el gusano cogollero del maíz:, la mosca de las frutas, la langosta del desierto y el barrenador esmeralda del fresno. El aumento de las plagas supone una importante amenaza para el medio ambiente, ya que las plagas, en especial las invasoras, pueden causar una grave pérdida de biodiversidad.

GUSANOS. Los cogolleros son una de las mayores amenazas para el maíz. (Aapresid)
GUSANOS. Los cogolleros son una de las mayores amenazas para el maíz. (Aapresid)

Las enfermedades de las plantas son igualmente devastadoras, pues causan estragos en las cosechas y reducen los ingresos de los agricultores.

Una vez establecidas, las plagas y enfermedades de las plantas a menudo son difíciles de erradicar; y hacerlo requiere una gran cantidad de dinero y tiempo. Por ello, la adopción de estrategias preventivas es la solución más efectiva.

Para aumentar la concienciación sobre la importancia de la salud y la protección de las plantas; la FAO y la Secretaría de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF); han publicado la Revisión científica del impacto del cambio climático en las plagas de las plantas.

La publicación ofrece una amplia información sobre el impacto del cambio climático en la sanidad vegetal y contiene recomendaciones sobre medidas para prevenir los riesgos.

Temas Relacionados