Mantener la productividad mientras trabajamos desde casa puede ser todo un desafío.
​Los siguientes son siete consejos para conseguirlo:

Trabajo
  1. Hacer una lista de objetivos para la semana y mantener el foco en ellos.
  2. Orden: tener claras las prioridades.
  3. Planificar las tareas y deja suficiente margen para terminarlas, ateniéndote a una rutina y horarios de trabajo.
  4. La misión: poner al menos un objetivo que incentive tu motivación.
  5. No te desanimes si no cumples con tus metas para el día a tiempo.
  6. El ritmo es más importante que la velocidad, la productividad es una maratón y no un sprint.
  7. Asertividad y firmeza en los objetivos, sin perder el disfrute.

Sacar el máximo partido a nuestro trabajo, destinando los recursos y el tiempo adecuado, es aquello que todo trabajador busca. Pero en el home office, mantener la productividad se vuelve un desafío, con frecuencia nos enfrentamos a distracciones que pueden hacer que nuestra eficiencia y productividad disminuya.

La implementación del home office, que resultó una modalidad nueva para quienes no estaban acostumbrados a trabajar en casa, lleva a plantear la inquietud sobre cómo lograr el balance entre la vida persona y la laboral desde el confinamiento, siendo igual y más productivo que en la oficina.

Y como si fuera poco, esto vino para quedarse...