Tras las promesas durante todo el 2020 que a fin de año, estaría solucionado el problema de la falta de agua en la ciudad, la realidad sigue siendo similar a la de años anteriores.

Razón por la que este fin de semana se viralizó en las redes una convocatoria denominada “pueblada” para el 1° de enero a las 16 horas, para que definitivamente los funcionarios brinden respuestas concretas a esta añeja problemática.

Desde hace más de una semana, distintos barrios de la ciudad padecen la falta de suministro y las quejas se reflejan en las redes sociales. En los últimos días, el cargadero de agua ubicado en Antártida Argentina y Ruta 12 se vio colapsado de camionetas que esperaban su turno para abastecer los domicilios. Inclusive horas antes de la Nochebuena se observó similar panorama.

“Todos los años lo mismo, una vergüenza”, “Da bronca e impotencia”, “los políticos hacen negocio en conjunto con los camiones aguateros”, “sigan votando a los k, que prometen y prometen”, son algunos de los cientos de mensajes de bronca que se desplegaron en las redes y que se repiten año a año.

Mientras tanto, desde la empresa Servicios Públicos no brindan información sobre la falta de distribución, teniendo en cuenta que desde Comodoro Rivadavia no anunciaron cortes prolongados del suministro.

En tanto, la planta de ósmosis inversa sigue siendo un misterio. Desde los primeros días de diciembre se había anunciado que, tras roturas habían finalizado las obras «y en esta etapa se encuentran funcionando dos módulos que aportan 300 m3/h de agua, durante 24 horas, a la cisterna ubicada en el barrio Mirador», se anticipó. Al parecer, y tras la firme promesa del titular provincial de Servicios Públicos, Nelson Gleadell, la planta continúa paralizada.

vecinos se autoconvocan a una protestaVia Caleta