Santino fue asesinado brutalmente por dos hombres que además violaron a su mamá.


La comunidad de Puerto Deseado continùa conmovida por el hecho. Un vecino decidió montar una escultura en la zona de la playa donde ocurrió el crimen.

En las últimas horas un vecino de la localidad decidió rendirle un sentido homenaje a María y Santino. Se trata de Aldo Soto, quien montó una escultura en Cavendish, la zona donde ocurrió el brutal asesinato: “Siempre estaré con vos”, escribió.

“Yo también soy Papá, yo también soy tío, yo también tengo amigos que aman a sus hijos, yo también sufro, yo también amo.Y a mí también me duele cuando un niño o niña se marcha, y de esta manera. Ojalá nunca más ocurra. Un fuerte abrazo cordial. Quiero agradecer a mis compañeros; a los directores Nahuelquin y Lang”, expresó a través de su red social.

El horror

El 20 de febrero, un horrendo crimen conmovió a toda la sociedad, que terminó con la vida de Santino, un pequeño de tan solo cuatro años.

Santino y su mamá María estaban de visita en Puerto Deseado, en la tarde de aquel jueves decidieron salir a caminar por la playa, cuando en un momento fueron interceptados por dos hombres que golpearon y violaron a la mujer, y además mataron al pequeño.

Fuente: (ADNSUR)




Comentarios