En la mañana del lunes, compañeros, amigos y directivos del Hospital SAMIC rindieron un homenaje a Héctor “El Flaco” Oyarzo, a pocos días de cumplirse un mes de su despedida. Un profesional de la salud con amplia trayectoria en la villa turística desde 1982.

En la oportunidad, se colocó una placa en reconocimiento de su trayectoria y compromiso con la Enfermería, su equipo de trabajo y los pacientes.

Héctor Oyarzo, reconocido enfermero de la localidad.Facebook

Luego, se plantó un roble en el jardín del hospital como “símbolo de fortaleza y resistencia; la misma entrega que nos enseñó el Flaco y a quien recordaremos por siempre”, se indicó desde el Hospital.

La placa fue colocada para nombrar a una de las salas de internación, que llevará el nombre de Héctor Segundo Oyarzo.