El allanamiento sucedió en la agencia de autos perteneciente a la familia Gómez, con el objetivo de encontrar una caja fuerte. Además, se secuestró una camioneta Dodge, modelo RAM y una silla que tendría manchas rojizas.

El juez Carlos Narvarte ordenó nuevos allanamientos. (Tiempo Sur)

Este operativo se da en el marco de las investigaciones que se realizan por el crimen del empresario y ex secretario presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, Fabián Gutiérrez.

El juez Carlos Narvarte fue quien ordenó las pericias y consistieron en el secuestro de elementos de interés. En la oportunidad se secuestró una silla de madera con manchas rojizas, que sería de la casa de Fabián Gutiérrez, y una camioneta marca Dodge modelo RAM. Esta camioneta pertenecería al padre de Facundo Gómez, y habría sido vista en cercanías de la casa de Gutiérrez, en la noche del homicidio.

También se registró el local comercial de la familia Gómez, con el fin de constatar la existencia de cajas fuertes y/o bóvedas de seguridad. Fuentes cercanas a la investigación habrían asegurado que se encontraron dos cajas fuertes, pero no se secuestraron elementos de las mismas.

Dr. Carlos Telleldín, abogado defensor de Facundo Zaeta.

En este aspecto, el defensor de Facundo Zaeta, Carlos Telleldín, sostiene que el que planificó el robo y todo fue Facundo Gómez, a quien vincula estrechamente con la víctima. En ese sentido el abogado reveló que pidieron una medida al juez Narvarte. "Aportamos informes de 11 vehículos RAM de alta gama. Aportamos la chapa patente, los informes de dominio, y solicitamos que declaren todos los compradores".

La hipótesis de los defensores de Facundo Zaeta es que la maniobra comercial tenía como fin el lavado de dinero no declarado. "Presumimos que era dinero de Gutiérrez que lavaba a través de la agencia de Gómez", afirmó y dijo que el valor aproximado de venta de estos vehículos supera los 700 mil dólares.

Telleldín dijo que “el juez ya le descubrió una RAM nueva que está con denuncia de venta a nombre de él (Gómez)”.

El juez del caso Fabián Gutiérrez, Carlos Narvarte.

Para el abogado de Zaeta, "por la relación económica que Gómez tenía con Gutiérrez, fue él el autor del crimen y engañó a los otros dos chicos (Monzón y Zaeta) para ir a robar. Esa es la hipótesis que tiene esta defensa".

Cabe recordar que, en las testimoniales, tanto Zaeta como Gómez se culparon por el homicidio de Gutiérrez, pero ninguno admitió haberlo matado.